domingo, 20 de abril de 2008

La mujer y el marido borracho!


Tenía una mujer un marido borracho. Para librarle de este vicio imaginó la siguiente treta.
Esperando el momento en que su marido se quedaba insensible como un muerto a causa de la embriaguez, cargó con él sobre sus espaldas, lo llevó al cementerio y allí lo dejó. Cuando juzgó que ya se le había pasado la mona, volvió y llamó a la puerta del cementerio.
-¿Quién llama ahí?-dijo el borracho.
-Soy yo, que traigo la comida a los muertos contestó la mujer.
-No me traigas comida; prefiero que me traigas de beber - replicó el borracho.
Y la mujer, golpeándose el pecho, exclamó:
-¡Qué desdichada soy! Ni siquiera mi treta ha hecho sobre tí el menor efecto, marido mío, pues no sólo no te has corregido, sino que te has agravado, convirtiéndose tu vicio en una segunda naturaleza.
No dejes que una conducta equivocada domine tu vida. Pon tu razón sobre la equivocación.

20 comentarios:

kukilin dijo...

El ejemplo, bonísimo. ¿Pero sabes cuantas peripecias he hecho para dejar de fumar?
Y fíjate que me meto en la cabeza...
Que se puede, solo hay que tener la voluntad.
Pero no siempre es fácil.
Besitos hermosa♥♥♥

LlunA dijo...

Buena historia...todo cuesta, hay que coger muchas fuerzas. Yo con el tabaco todavía tengo una lucha...

Un besote

Sureña dijo...

Muy buena lección y muy buen consejo; siempre, siempre hay que aprender de los errores y tratar de enmendarlos.

Besos

el ruso dijo...

Muy bueno Annabelle....
Yo soy uno más que lucha contra el hábito de fumar....
Como dice Kukilin:Que se puede, solo hay que tener la voluntad.
Pero no siempre es fácil.


Y bueh...hay que seguir intentando
Besos...pero muchos.

los retales de Luisa dijo...

Mira sobre esto yo le digo a mi hermana qué deje de fumar qué eso no beneficia para nada al contrario ,perjudica y mucho pero .....

mi despertar dijo...

Buenísimoe hiciste sonreir en un momento que no me lo esperaba

Belén dijo...

Pues yo también pensaba en el fumar... una vez preferí fumar a comer...

besicos

María dijo...

Muy bueno, la verdad que sí, joer es que el vicio ayssss como cuesta dejar algunas cosas ¿verdad? aunque en mi caso, con lo del tabaco, decidí dejarlo hace años y no lo llevé nada mal.

Un abrazo.

RENATA dijo...

muy buena historia...pero uno es el que decide si quedarse o irse de situaciones que no nos hacen bien...lastima que muchas veces nos quedamos...

un beso!!!!

AleLo dijo...

No era mejor llevarlo a una reunión de AA??
Muy bueno el relato
Besososs

Sombras en el corazón dijo...

Los vicios son difíciles de quitar, pero nada es imposible.
Se ve que el señor de esta historia lo tenía muy arraigado y además no tenía ningún interés... así vamos mal :0)

Un abrazo

Neurotransmisores dijo...

Los malos vicios nos los llevamos con nosotros a la tumba.

Saludos.

Zanzara dijo...

Ya... pero qué difícil es a veces que pese más la razón que la equivocación.... yo soy otra de las que andan con "el fumar"...
En fin, tengo que buscar mi fuerza de voluntad por los altillos de las cosas pendientes...

Un beso!!

Ego dijo...

Dejé escrito que en mi funeral quiero que haya un monólogo improvisado por un borracho.
Lo cual no significa que quiera un borracho en mi vida.
Y ahora me voy a fumar un cigarro.
Un saludo virtual...

Enredada dijo...

los errores... se aprende mucho de ellos...
mil besos amiga querida!

Akane dijo...

Que fuerte Dios mío,donde lleva la debilidad,lo veo más enfermedad que vicio.
Mi padre y abuelo bebían,no llegaban a ser muy borrachos,pero sabéis se ponían contentos.
No me gusta nada el alcohol,no bebo nada.
Y no me gusta que la gente beba,ya yo también soy radical,ni agua..jajajajaa.

tartasacher dijo...

Gracias Annabelle por tus visitas y comentarios, me gusta participar y eso que este era en inglés, además no tenía tiempo porque me enteré tarde del evento y tuve que hacerlo con lo poco que tenía en casa. Un beso y me gusta tu blog. Voy a ver si lo tengo enlazado y si no lo hago ahora mismo.

Sabrina Isabel dijo...

Hola Anni,que lindo cuento!uff pobre mujer!!!Paso a dejarte mi cariño y desearte una gran semana Amiga,gracias por estar siempre!!!!Es un placer para mi!!!!Besos enormes!!!!

Belen dijo...

hola annabelle:que razon tiene este texto que has escrito.
un saludo

Maria Jesús dijo...

Corregir las actitudes ajenas cuesta muchísimo y cambiar las propias, también