martes, 22 de abril de 2008

Afrodita y la gata!


Se había enamorado una gata de un hermoso joven, y rogó a Afrodita que la hiciera mujer. La diosa, compadecida de su deseo, la transformó en una bella doncella, y entonces el joven, prendado de ella, la invitó a su casa.
Estando ambos descansando en la alcoba nupcial, quiso saber Afrodita si al cambiar de ser a la gata había mudado también de carácter, por lo que soltó un ratón en el centro de la alcoba. Olvidándose la gata de su condición presente, se levantó del lecho y persiguió al ratón para comérselo. Entonces la diosa, indignada, la volvió a su original estado.

El cambio de estado de una persona, no la hace cambiar de sus instintos.

27 comentarios:

Do dijo...

Ay!! me enteré por tu comentario que tenes una hijita! Felicitaciones! me encantan los chicos, su ternura.

Besitos Anna!

Anónimo dijo...

muy wena la historia! aunke la mona se vista de seda...jee bsossss amigita del almaaaaaaaaaaaaaa

LlunA dijo...

Buena historia...supongo que algo de nosotros no es que cambie, sino que evoluciona. La materia prima sigue siendo la misma.

Un besote

Emilio dijo...

Pues sí, veo que te gusta Esopo! Me alegro, se puede aprender mucho con sus fábulas! A ver si hago un post sobre él, creo que se lo debo!

mia dijo...

Los cambios no suelen

ser perfectos,siempre

surgen fallos,y es que

Naturaleza se impone...

Muy buen post

♥♥♥besos♥♥♥

meirlauquen dijo...

Ví a la gata
en tus ojos ,
en tu deseo
vagabundo .

Puedo ,
y lo haré ,
esconder la Luna .

No puedo ,
y moriré ,
de anhelo
en tu rastro .

Meir

María dijo...

Bonita anécdota de la gata.

Un beso.

Anata Ni Aitakute dijo...

Me parece muy sabio, creo que quién es nunca dejara de ser, y eso no cambia ni con el tiempo.

Un beso

Enredada dijo...

y fue gata nomás!
hermoso Anabell!!!
te quiero!

EL HIPPIE VIEJO dijo...

LINDA HISTORIA!
EN ALGÙN MOMENTO SALE A RELUCIR DE NUESTRO INTERIOR QIENES SOMOS.
CREO QUE LA ESENCIA NO CAMBIA.

QUE ESTÈS BIEN ANNABELLE!!!

ADAL

Neurotransmisores dijo...

Cada uno es lo que es.

Saludos.

Akane dijo...

Que posts mas originales y sabios enhorabuena,mis respetos guapa.

Sureña dijo...

A veces las apariencias engañan... y mucho que cambies aparentemente, el interior suele conservarse igual.

Buena leyenda..

Besos

Javi dijo...

Podíamos extrapolarlo a los chicos de gimnasio, a las chicas de goma, a los maquillajes excesivos, al pretendo ser pero no soy, etc.´Desde luego el hombre no cambia su condición de animal por mucho que lo intente. Ejemplo: George Bush Jr., también conocido como "matairaquíes" o "Don penademuerte"
Besos. Tremendo post.

Zanzara dijo...

Y es qeu ya se sabe que cambiar de apariencia sólo es eso.. lo demás imposible de retocar..

Besos!

Eva dijo...

Aquí decimos: Qui ho te del nèixer, no ho deixa. Que quiere decir algo así como: quien lo lleva de nacimiento no lo deja.
Un besote.

Inés Bohórquez dijo...

Hola qué buena esa anecdota de la gata y el ratón. Pues si, lo que somos en esencia jamás lo podremos cambiar solo lo podemos disfrazar y eso solo por un tiempo. Siempre saldrá nuestra naturaleza interna. Eso es verdad. Lo que somos siempre prevalecerá.
Saludos!
Bye

Belén dijo...

Si, tienes toda la razón sin duda :)

Besicos

kukilin dijo...

Me encantó esta historia, el hábito no hace al monje, siempre prevalece la esencia.
Besitos♥

Andrea y Pierre dijo...

Ana: y se comio el raton?
o lo intento solamente?

Yo aca en la cama, como vos el otro dia, un estado gripal de esos que te agarran cada muerte de obispo (como se dice)

Un abrazin,
la chica de pijama, bolsa de agua caliente y nariz roja...

Sombras en el corazón dijo...

Ya voy comprendiendo porque los príncipes salen todos rana...

Un abrazo

Sabrina Isabel dijo...

Lo importante es el contenido no el envase no?Besos amiga!!!!

Martí dijo...

Primero me alegro de saber que ya te has recuperado de tu resfriado... he estado liado y no he podido atender mucho al pc.

Y felicitarte por estos dos ultimos posts... realmente geniales.

Un abrazo.

el ruso dijo...

Que te puedo escribir que no hayan escrito???? ( eso me pasa por llegar tarde )
jajaja!!!!
Cuando la naturaleza llama.....
Un Gran abrazo

AleLo dijo...

Bueno che!!! El ratón taba gordo, el chabón no me había invitado a comer y yo tenía hambre!!!! Le pasa a cualquiera!!!!!!!!!!

Maria Jesús dijo...

Excelente historia. Supongo que aunque nos convirtamos físicamente en lo que ansiamos, lo difícil es cambiar también a su misma forma de pensar. Bello post

BELMAR dijo...

que bueno tu blog, que interesante lo de tu carrera de contrabajo, te invito a conocer a un perverso contrabajista:

www.nicolaspoetamaldito.blogspot.com