sábado, 3 de mayo de 2008

El Náufrago

Navegaba un rico ateniense en una nave junto con otros pasajeros. De pronto, a causa de una súbita y violenta tempestad, empezó rápidamente a hacer agua el navío.
Y mientras los demás pasajeros, con su esfuerzo, trataban de salvarse a nado, el rico ateniense, invocando a cada instante a la diosa Atenea, le prometía efusivamente toda clase de ofrendas si por su medio lograba salvarse.
Uno de los náufragos que lo oía a su lado le dijo:
-Pide a Atenea, pero también a tus brazos.

Cuando pidas ayuda en tus problemas, primero demuestra que ya estás trabajando para solucionarlos.


24 comentarios:

Andrea y Pierre dijo...

Me gusto mucho el relato del naufrago: mucho.

Te mando un beso y me gusto conocerte un poquitin mas en el post anterior: con que odias las ratas eh??

un abrazo!
andrea

mujer imagen dijo...

Me gustan las cuerdas en esta melodía que me recibe...
Sí siempre, una misma debe partir por ayudarse, en eso en acuerdo.
Gracias y un aire de comprensión_ para cuando el trabajo me sepulta.

Belén dijo...

Buen cuento, sin duda...

Besicos

María dijo...

Así creo yo, debemos solucionar los problemas antes de pedir ayuda o que nos lo solucionen los demás, somos nosotros, cada uno, quiénes debemos resolver siempre lo que se nos plantee.

Un abrazo.

mia dijo...

evidentemente es lo ideal...

pero si luego de buscar

y luchar sin resultado,

encontrar quien te de la mano,

no está nada mal....

♥♥♥besos♥♥♥

Valentino dijo...

existe un dicho que dice asì: "quien madruga Dios lo ayuda"
creo que el dicho esta a significar que quien se levanta temprano seguro va a trabajar mucho mas de otro que se levanta mas tarde....

Maria Jesús dijo...

Por supuesto, a Dios rogando y al mazo dando. Todos debemos poner de nuestra parte para que nuestras peticiones e ilusiones se hagan realidad y ello empieza por plantearse qué es lo que podemos hacer en este momento, por nosotros mismos para conseguir que la realidad sea como nosotros queremos, en el caso, de tu interesante relato, la primera ayuda era la de los brazos, luchando para salvarse.

Ego dijo...

De barcos, aparte de lo que a veces oigo comentar a E., sé una cita que no recuerdo de quién es:
"El Arca de Noé fue construida por principiantes. El Titanic, por profesionales".
Bueno, no es del todo de barcos.
Un (b)eso...
P.D: En cuanto a Atenea, me da que no era tan lista como decían. Menos mal que entonces no existía '¿Dónde estás, corazón?'

el ruso dijo...

Muchos dejan sus vidas libradas a un poder superior... sin hacer un esfuerzo de su parte por cambiar algo...
Has lo posible primero y, si no te alcanza, pide lo imposible luego.
Besos

Alexia dijo...

Hola!! gracias por pasar por mi blog!

espero que estes mejor, y la verdad cuando uno esta en reposo que mejor que entrenerse con buenas peliculas!!, si quieres tengo muchas para recomendarte!!!

espero te mejores prontito!!! y ya te tengo en mis links para visitarte seguidito

besotes

EL HIPPIE VIEJO dijo...

HOLA ANNABELLE, ESPERO ANDES MEJOR!!!

ME GUSTÒ LA HISTORIA!
CREO QUE UNO DEBE PONER TODO LO QUE TIENE PARA TRATAR DE SALIR.
NADIE "TE SALVA" SI NO TENES UNA ACTITUD POSITIVA ANTE EL PROBLEMA
PEDIR AYUDA???..SIIIII!!!
EN ALGÙN MOMENTO TODOS NECESITAMOS DE TODOS.

ANNABELLE
QUE TENGAS UNA HERMOSA SEMANA!!!

BESOS

ADAL

...Y QUE PRONTO TE PONGAS BIEN!!!

Cani dijo...

Me encanto el relato y la moraleja.
Que acostumbrados estamos a pedir flores sin regar las plantas.
Un saludo

Sureña dijo...

Bonita forma de explicar la moraleja... y muy cierta...

Besos

LlunA dijo...

Muy de acuerdo con tu historia. Hay que moverse,hay que actuar!

Maria Jesús dijo...

Te he linkado en mi lista de blogs que me apasionan. Espero que no te importe

carlota dijo...

Claro, así es... me recordó ese refrán o dicho de "a Dios rogando y con el mazo dando" que yo siempre lo he querido entender de esta manera, ja! no de la otra... Un beso.

La Gata Coqueta dijo...

Pedir me parece muy bien, pero como uno no se arremange y coja el toro por los cuernos se esta perdido.
Me encantó tú blog.

Un beso..

Jazmin dijo...

Anabelle, Hola, me gusto mucho ese cuento, gracias por enriquecernos en simples palabras a nuestros corazones como asi tambien la musica la paz un remanso, Gracias.

Nose si sabras, mi hija tiene una ratita q se llama tom, me dio risa q a vos no te gustan las ratas, mira q es tierno jajaja besitos

Javi dijo...

Yo creo que uno de los problemas que nuestra sociedad tiene es el creer que los demás son los que pueden hacer algo, que nosotros, por creernos insignificantes, no tenemos nada que decir ni hacer. Así que invocamos espíritus inútiles, poderes superiores, que no nos aydarán, como ya está demostrado, claro.
Besos.

Akane dijo...

A mi me conto un amigo un chiste que decia: Un hombre muy muy tacaño con el dinero y con todo,se estaba ahogando,y pedía auxilio por favor me ahogo ayudarme? lo cual un hombre quiso ir en su ayuda y le dijo dame la mano,dame la mnao,y el otro el tacaño decia nooooo NOOOOO,damela tu damela tu,osea incluso a la hora de su salvacion era incapaz de dar su mano de lo agarrado que era...

Do dijo...

Cuanta razón tenés en lo que escribiste!, pero que difícil es trabajar sobre esas cosas que nos hacen daño, que nos molestan, y no solo a nosotros sino a las demás personas.

Estaba un poco atrasada con el blog, te prometo en la próxima entrada responder el cuestionario que me dejaste.

Te mando muchos besotes! que estes muy bien!

NANA dijo...

Así se puede echar la culpa a alguien!!... en vez de culparnos nosotros mismos por no haber hecho lo suficiente.-
Besos

Emilio dijo...

Tal vez le hubiera ido mejor encomendándose a Neptuno! Muy buena la historia, las soluciones a nuestros problemas nunca nos van a venir dadas desde fuera.

Anata Ni Aitakute dijo...

Todos tenemos problemas unos mas,
pero siempre hay quién este peor;
las adversidades nos enseñan y nos
ayudan a ser mas fuertes; y medio
de todo siempre esta la esperanza
y la lucha por seguir adelante!
Interesante tu relato!

un abrazo!