viernes, 16 de mayo de 2008

La ventana!


Dos hombres, ambos muy enfermos, ocupaban la misma habitación de un hospital.
A uno se le permitía sentarse en su cama cada tarde, durante una hora, para ayudarle a drenar el liquido de sus pulmones. Su cama daba a la única ventana de la habitación.El otro hombre tenia que estar todo el tiempo boca arriba.Los dos charlaban durante horas. Hablaban de sus mujeres y sus familias, sus hogares, sus trabajos, su estancia en el servicio militar, donde habían estado de vacaciones.Y cada tarde, cuando el hombre de la cama junto a la ventana podía sentarse, pasaba el tiempo describiendo a su vecino todas las cosas que podía ver desde la ventana.El hombre de la otra cama empezó a desear que llegaran esas horas, en que su mundo se ensanchaba y cobraba vida con todas las actividades y colores del mundo exterior.La ventana daba a un parque con un precioso lago. Patos y cisnes jugaban en el agua, mientras los niños lo hacían con sus cometas. Los jóvenes enamorados paseaban de la mano, entre flores de todos los colores del arco iris. Grandes árboles adornaban el paisaje, y se podía ver en la distancia una bella vista de la línea de la ciudad.Según el hombre de la ventana describía todo esto con detalle exquisito, el del otro lado de la habitación cerraba los ojos e imaginaba la idílica escena.Una tarde calurosa, el hombre de la ventana describió un desfile que estaba pasando. Aunque el otro hombre no podía oír a la banda, podía verlo, con los ojos de su mente, exactamente como lo describía el hombre de la ventana con sus mágicas palabras.Pasaron días y semanas. Una mañana, la enfermera de día entro con el agua para bañarles, encontrándose el cuerpo sin vida del hombre de la ventana, que había muerto placidamente mientras dormia. Se lleno de pesar y llamo a los ayudantes del hospital, para llevarse el cuerpo.Tan pronto como lo considero apropiado, el otro hombre pidió ser trasladado a la cama al lado de la ventana. La enfermera le cambio encantada y, tras asegurarse de que estaba cómodo, salió de la habitación.Lentamente, y con dificultad, el hombre se irguió sobre el codo, para lanzar su primera mirada al mundo exterior; por fin tendría la alegría de verlo el mismo. Se esforzó para girarse despacio y mirar por la ventana al lado de la cama... y se encontró con una pared blanca.El hombre pregunto a la enfermera que podría haber motivado a su compañero muerto para describir cosas tan maravillosas a través de la ventana.La enfermera le dijo que el hombre era ciego y que no habría podido ver ni la pared, y le indico:"Quizás solo quería animarle a usted".
Epilogo:Es una tremenda felicidad el hacer felices a los demás, sea cual sea la propia situación.

El dolor compartido es la mitad de pena, pero la felicidad, cuando se comparte, es doble.
------------------------------------------------------------------------
Queridos lectores gracias a dios volvi a mi casa, porque realmente no me gustan los hospitales, el lunes tengo cita con el urologo haber que resolvemos, porque la piedrita no se deja ver!, hasta parece según me dijeron ayer que es posible que me la hayan roto con el cateter y pueda que ya no este conmigo lo cual es bueno!, pero bueno todavia tengo mucho dolor! acompañado de pequeños colicos!.
Muchas gracias por estar siempre conmigo apoyandome con sus dulces palabras llenas de cariño.
Los quiero muchisimo y les deseo un buen fin de semana!

37 comentarios:

Jazmin dijo...

Estimada Annabelle, q pases un buen fin de semana q puedas descansar lo mas q puedas... Vas a ver q vas a mejorar prontito. Esos calculos te entiendo q son dolorosos..
Me gusto mucho el post, te digo que si hay gente de buen corazon q da pequenas alegrias en la vida, los hay... yo q no esucho, cdo pido alguien q me ayude, hay gente q tiene la voluntad para dar todo lo mejor. Mi cireneo!!!
Besos

STEVE dijo...

ENHORABUENA POR TU BLOG, POR TU LETRAS, ESTAN LLENAS DE SENTIMIENTOS Y QUE BIEN QUE VOLVISTE A CASA...
UN ABRACITO

Cani dijo...

Es un relato precioso, enhorabuena por esa sensibilidad, y puedo decirte que convivi, desde que naci hasta mi adolescencia, con una persona ciega, era una tia, y ella me enseño muchas cosas, me hizo enamorarme de la musica, le encantaba el tango,de naturaleza, de la que hablaba como si la estuviese viendo, en fin, con otra mirada.
Ponte pronto buena, seguro que no hay "piedra" que se te resista. Un beso

Javi dijo...

¡Qué hermoso relato el que describes! Sencillo y directo al corazón.
Me alegra de veras que no te hayan ingresado. Los hospitales no son nada bueno.
Suerte el Lunes. Buen fin de semana
Besos

carlota dijo...

Pues ojalá se te pase pronto ese dolor. Oye, preciosa historia de como uno con los ojos del corazón pudo abrir los párpados del corazón del otro. Preciosa. Un beso.

Alexia dijo...

me alegro mucho que estes de vuelta y que tengas muchisma fuerza, realmente envidiable, ya veras que todo saldra mas que bien.

ese texto yo lo lei hace algun tiempo y me encanto, me saca siempre que lo leo una lagrima, la verdad uno de los mejores que lei.

te invito a mi blog porque te he dejado un regalito

besotes

y descansa!!!

Anónimo dijo...

Nenaaaaaaaaaa
Que bien,bueno escucha,puede que te duela porque haz tenido una piedra,osea un cuerpo extraño,y tengas la herida,puede que ya no este,a mi me pasa que cuando se me mete algo en el ojo,aunque salga sigo con dolor,o cuando te atragantas,crees que aun esta ahi,ojala se haya ido,y el dolor desaparezca...
Ya hablamos...
Buen finde.
Dulce de leche....akane

Belén dijo...

Es precioso animar a los demás... pero a veces hasta el ciego necesita que le digan cosas bonitas, lo se por experiencia :)

Besicos

LlunA dijo...

Me ha encantado la historia!!
Espero te recuperes pronto!!

Un besote

Maria Jesús dijo...

Como siempre, otro maravilloso relato del que aprender. Excelente entrada

María dijo...

Me ha parecido precioso lo que has escrito, siempre hay, en todos los lugares, excelentes personas.

Te deseo que pases un feliz fin de semana, que descanses y que disfrutes de lo que más te gusta, ya verás cómo todo saldrá bien.

Un besazo.

Anónimo dijo...

Annabelle entro por primera vez
y me gusta mucho lo que escribes,
te deseo que estes bien y mejorando prontito. Grachin

Fabi dijo...

Muy precioso el relato, preciosa...
Recuperate y descansa, un gran abrazo

EL HIPPIE VIEJO dijo...

QUERIDA ANNABELL!
CUANDO ESCRIBES ALGO ASÌ,
COMO EN ESTE CASO, (MARAVILLOSO!)..TEN EN CUENTA QUE HAY PERSONAS "MAYORES"... COMO YO, QUE A DURAS PENAS RESISTE ALGO TAN BELLO.
ME EMOCIONÈ MUCHÌSIMO!!!
SIN DUDAS...
UN GRAN ACTO DE AMOR!!!

ANNABELLE
ES MI DESEO TENGAS UN HERMOSO FIN DE SEMANA!!!
QUE PASE PRONTO ESTA INCERTIDUMBRE QUE TIENES RESPECTO A LA PIEDRA EN EL RIÑÒN.

BESOS

ADAL

Do dijo...

Ni por un segundo mientras leía me imagine como terminaría esta bella historia, pero sinceramente me ha resultado preciosa, y rescato mucho esa frase que nos dejas al final.

En cuanto a tu salud, deseo de todo corazón que te mejores del todo, que esa piedrita tan molesta se haya retirado y no vuelva más.

Besitos Ana!!
No puedo actualizar mi blog, intento.. pero nada no puedo subir fotos.

Luu dijo...

Aaay yo ya lo había leído :D Está muy bueno, te re deja pensando. Hice un nuevo post! Me gustaría que lo leas ! :D Un besito !

el ruso dijo...

Annabelle sos un bombón, siempre con posts copados y reflexivos...
me alegro de que estés mejor y te dejo un gran beso y una masa fina...esos pañuelos de crema con una cereza....mmmmmmm ( Hoy me levante re-gordo jajaja!!!!)
Un baxio

mia dijo...

Niña!

Que te recuperes pronto,

que no tengas piedrecilla alguna

que el mal esté eliminado y que sigas

escribiendo,tus bellos relatos,

que tanto bien prodigan

♥♥♥besos♥♥♥

Alexia dijo...

Hola amiga! como estas??? como te seintes??
espero que estes descansando y de verdad ya estes mejor. Espero pronto tener noticias tuyas

besotes

RENATA dijo...

lo mejor para vos y que pronto este todo muy bien!!

un beso grande!!!

AleLo dijo...

AMIGA: Bienvenida!!!! y no se preocupe que todo va salir de puta madre!!! ARRIBA ESE ESPÍRITUD!!!!!!
BESOSOOSOOSS

los retales de Luisa dijo...

Espero amiga qué te recuperes prontito ,la verdad es qué sólo las personas qué hemos padecido esos colicos sabemos lo qué es .Un beso y a ponerte pronto buena .

Emilio dijo...

Bonita historia, como siempre! Espero que te hayas recuperdado y no tropieces dos veces con la misma "piedra", jeej!

kukilin dijo...

Hermosa enseñanza, a veces cuesta tan poquito hacer feliz a los demás.
te dejo un besote enorme y que se curen pronto tus nanas ♥♥♥

La Gata Coqueta dijo...

Hola ¿que tal? es el relato más bonito que he leído en muchos meses estaba temiendo lo que pasó, puesto que yo soy a si muy imaginativa y le saco el lado positivo a la vida por que si no todo son tristezas, y me niego en rotundidad.

La ventana que has elegido es preciosa, te imaginas que eres libre y te puedes convertir en lo que en ese momento se te ocurra y desaparecer.

Yo también tengo una ventana llevo con ella siete meses, ahora estoy en casa de permiso por unos días, para ser intervenida la próxima semana; en ella me asomo todos los días a las ocho de la mañana y tengo el placer de ver a las urracas paseando su lindo plumaje por el campo, y a los gorriones cantando o piando subidos a la copa de un árbol en particular.

Un fuerte abrazo y que esa piedrecita se haya evaporado por el bien de la ventana....

Perséfone dijo...

Que historia tan linda.

Me alegra michísimo que estes de vuelta en casa porque, a pesar de estar uno enfermo, el hogar propio es muchísimo más reconfortable que el mejor de los hospitales.

Recuperate pronto. A ver si nos deshacemos pronto de la dicho piedrecita :)

Muchos besos curativos.

cibercuoca dijo...

Ya lo conocía pero nunca viene mal repasar las cosas bellas de la vida. Besos

Martí dijo...

Bueno.... tu piedra parece un culebrón... a ver si se termina ya esto. Jejejeje.

En fin me alegro de que este bien y de que sigas por aquí escribiendo tan bien como lo haces.

Saludos y animos.

Luu dijo...

Gracias, pero en realidad no sé si debería llamarse historia. Un beso, espero pases por el mío de nuevo, que lo adorné un poco :) Suerte!

Do dijo...

Hola Anna! espero que estes bien =)
Si queres pasa por mi blog, que deje algo para tí.

Besitos, hasta luego.

Sombras en el corazón dijo...

Una historia preciosa.
Si el hombre se hubiera encontrado el paisaje que describía su compañero, se hubiera llevado una gran alegría.
Pero seguramente nada comparable como descubrir la bondad y el tremendo cariño que su compañero sentía por él.

Mis mejores deseos para que te encuentres mejor.

Un beso y muchos ánimos, guapa.

Jazmin dijo...

Hola Annabelle espero que estes bien, esperandote ... te mando un fuerte abrazo y te quiero amiga.

neurotransmisores dijo...

Bonito relato. Pronta recuperación.

Saludos.

María dijo...

Te dejo un saludo y desearte una feliz tarde, mientras sigo a la espera de volver a leer un nuevo post en tu blog.

Un abrazo.

Jazmin dijo...

Buen fin de semana, amiga q todo vaya bien, estoy rezando por ti. te qiuero amiga

los retales de Luisa dijo...

Espero qué estes más recuperada guapa ,te dejo un beso .

Anónimo dijo...

Me ha gustado el relato y te doy ánimo en tu malestar. ten confianza que todo se arreglara si tienes fe.Yo tambíen tengo que darle gracias a dios pues puedo decir que tengo dos cumpleños. Pues hace cuatro meses volví a nacer de un accidente. desde entoces mi compañero a sido en ordenador y mis amigos vosotros que escribis en estos blog. He descubierto que en este mundo hay tantas personas anónimas que hacen tanto bien sin perdir nada a cambio. Una de ellas eres tú, por ellos Gracias desde el corazón. Que te mejores. besos