lunes, 30 de junio de 2008

El rey sabio


Había una vez un rey que respondía con sabiduría todas las preguntas que le hacían; cada súbdito que se presentaba ante él salía con la respuesta justa a su pregunta. Cierto día un joven celoso de su sabiduría se propuso tenderle una trampa, iría donde el rey y con pequeño pájaro en su mano le preguntaría si éste estaba vivo o muerto, si el rey decía que estaba vivo, él apretaría al pájaro en sus manos y al abrirlas éste abría muerto... y el rey se habrá equivocado; si contestaba que estaba muerto éste lo dejaría volar... y el rey se habrá equivocado, se sentía orgulloso su plan no podía fallar. Fue así que llegó ante el rey y expuso su pregunta: - "Dime si éste pájaro que tengo en mis manos está vivo o está muerto"El rey luego de mirar al joven a los ojos le respondió:- "Querido amigo porqué me preguntas eso a mí si la respuesta está en tus manos".

25 comentarios:

fabi dijo...

Ahi, Annabelle querida, que pura verdad!!! Aqui se dice (no se si es el mismo sentido) "quien intenta hacer el listo tiene la piernas cortas"!!
Bonito cuento, como siempre!
Un grande, pero grande de verdad, abrazo de mi parte!!!

LlunA dijo...

jejejej muy bueno

Akane dijo...

Me gusto mucho dulce,la verdad no es que el rey sea sabio,es que era cierto que la respuesta estaba en sus propias manos,estarán las nuestras también? besos hablamos guapa...

La Gata Coqueta dijo...

Tiene su miga la cosa, ¿y se queria pasar de listo? es la contestación más apropiada.

Cuando a veces pregunto ¿que te gusta más de estas dos cosas? hay una persona que me dice, ¿y tu cual escogerias? pues yo esta!! entonces haz lo que tu quieras..
y de hay no la apeo, así que ya no le consulto nunca.. ja ja ja..

Un besazo amiga muy querida.

Alive dijo...

Pues si.
de un paso a otro..
todo depende d lo k tu hagas y como lo hagas
Besosss

Belén dijo...

Te echaba de menos a ti y a tus cuentos con moraleja :)

Besicos

el ruso dijo...

Muy bueno Annabelle...
besos

Sabrina Isabel dijo...

Amiga como estas?Tus cuentitos son hermosos siempre y encierran grandes verdades!!!Como esta tu salud amiga!!Estas tomando mucha agua?
Paso a invitarte a mi blog hice un post muy especial para mi y quiero compartirlo con todos con mucho amor!
Ademas estoy siendo finalista en una votacion muy linda,pasa asi te enteras y me rgalas tu voto!!!
Besos amiga!!!

Miriam Jaramillo dijo...

Querida amiga. Gracias por tu visita en mi ausencia. Mi esposo se recupera de su accidente y vuelvo a tener animos para escribir. Con especial afecto.

Paulina Lombardo dijo...

Tu tienes la particularidad de poner cuentos de gran reflexion. Me voy a quedar meditando en la enseñanza de este y de ahi te cuento.

Un beso, Pau.

Perséfone dijo...

Genial, como siempre. Ojalá todos fueramos capaces de tener la sabiduría de ese hombre.

¿O acaso se es más feliz siendo ignorante?

Es un placer volver a leerte.

Saludos.

Javi dijo...

... o en el viento, como decía la canción.
Pese atodo yo creo que sí, que los reyes son sabios. Veamos, ¿cómo es posible que puedan vivir sin pegar golpe en toda su vida? Y ya no vivir simplemente, sino vivir a cuerpo de rey, con lujos, con todo el tiempo del mundo para no hacer nada.
En fin, igual peco de animonárquico pero no me entra en la cabeza que haya desigualdades tan grandes entre los seres humanos. Y me duele saber que una pequeña parte de mi sudor vaya a parar a unos presupuestos para relaezas y demás especímenes análogos.
Ala, ya lo dije.
Besos Anna.

Sombras en el corazón dijo...

Siempre hay un listillo que se pasa... la envidia es una enfemedad muy mala.
Por lo menos, parece que el pajarillo sobrevivió... :0)

Un abrazo

Jazmin dijo...

Hola Annabelle como estas hermosa, espero que estes muy bien, ese cuento es preciosoooo...
te mando un besote y espero verte pronto

Susana de Argentina dijo...

Hermoso Annabelle! porque siempre hay alguien que se quiere pasar de listo para humillar al otro? besitos y muy buen fin de semana!

Shanty dijo...

Annabelle:
Te he otorgado un premio, pásalo a recoger a mi blog.
Muchos abrazos,
Shanty

La Gata Coqueta dijo...

Hola preciosa!! ¡¡SORPRESA SORPRESA!! pasate por blog.

Recibe un beso muy fuerte.

isol dijo...

Hola ,sabes esa historia siempre me gustó porque la sabiduría del rey era muy grande y fué imposible engañarlo,así tambien queda claro que la respuesta a muchas de nuestras preguntas está en nuestras manos y pensar así me ayudó siempre en mi vida,que hermoso tu blog,Te saludo desde Tucumán -Argentina

Alive dijo...

te llegara un mail para que puedas entrar a mi blog a leer he tenido que hacerlo privado.
Spero que lo aceptes.Besos

Maria Jesús dijo...

Hay algo para ti en mi blog

La Gata Coqueta dijo...

Haber cariño!! quise entender en tu visita a my blog, que ya te llevabas el premio, entonces fui a embestigar a tu blog.

No leiste bien o eres super educada...
Son dos!! llevate el que te queda por coger!!

Te tengo en muy buena estima, has sido la primera en bendecirme el blog y en darme el primer premio...

Así que tu misma...
Un abrazo desde el corazón.

Shanty dijo...

Siempre es un gusto entrar a tu blog, no sólo lo que escribes, no sólo la forma en que lo haces, sinó este blog lleno de vida y armonía. ¡Qué canción! Nunca la había escuchado con estos arreglos ¡Bellísima! ¿Has escuchado tangos con Marcelo Alvarez? Te lo recomiendo, un tenor con voz privilegiada.
Te mando un beso y que pases un buen día.
Shanty

Paulina Lombardo dijo...

Mi abuela dice que la juventud es un mal que se va con los años y el remedio a este mal se llama vejez, pero su efecto colateral es sabiduria. No volveremos nunca a la niñez, pero hemos ganado en experiencia y conocimiento, lo que hagamos con el, eso es lo importante. Y si lo ocupamos con simpleza y humildad, nos hacemos sabios.

Un beso y un monton de saludos. Pau

mujer imagen dijo...

Ese sonido de cuerdas...ese ritmo arrabalero. Dejo flores amarillas para ti; la música y su insondable beso al alma. Desde Chile para una trashumante músico que abre fronteras.

Enredada dijo...

Aveces nos llenamos de preguntas y la respuesta está en nosotros mismos, solo que no podemos darnos cuenta...